lunes, 15 de septiembre de 2008

Boletín 2008/05


MANEJO DEL TIEMPO

La típica que estas acá en el Seminario de los 6 pasos, llegas a Dominio del Tiempo y sueltas la pregunta:

A ver,¿ quién se identifica cuando digo que necesito días de 36 hrs?

Un coro de risas nerviosas, seguidas de miradas más que furtivas entre los presentes acompañan las manos que, mínimo, el 90% de los asistentes levantaron. El otro 10 % es raza que nunca apagó el yo ya lo sé y sentados con las manos cruzadas a más no poder, no vaya a ser que se levanten solas, te miran con total escepticismo pero, como dijo la nana, esa es otra historia.

Y tampoco falta el audacísimo invitado, seguramente un alto I, que en franca carcajada, se crece al castigo y lo que solicita son ¡días de 48 hrs! Claro que a los Jedi Knights no nos pasa eso ¿o si? A ver, mi estimadísimo ActionCoach ¿porqué te ríes? Mmmmhhhhh ¡que te viera Brad!

La realidad es que, humanos al fin, el Dominio del Tiempo de repente se nos complica y termina por hacérsenos bolas el engrudo. Perdón, para ahorita Esteban, Carlos y Gutierre me están viendo con cara de Inquisidor del Santo Oficio porque no estoy siendo impecable con mi lenguaje. ´Ta bueno, voy a hablar en primera persona: se me hace bolas el engrudo.

Como dijera, Jack El Destripador, Vamos por partes. ¿Qué se ve en el Dominio del Tiempo? Superinteresante repasarlo porque hay una cosa que se llama congruencia, esta es una lección que le tengo que agradecer a Carlos (Nota de la redacción, el multicitado Carlos es Carlos Treviño, mi amigo, socio y mentor acá en tierras regias) : no puedes dar lo que no tienes.

Toda proporción guardada, pero has de cuenta que estás en Las Vegas y Brad te pregunta ¿Qué compone el Dominio del tiempo?

¡Bravo! Araceli saca la cara por la Chilanga Banda y nos dice Administración Personal. Concepto profundo donde hay mucho que rascarle, como bien dice Jorge Félix , no existe tal cosa como administración de tiempo, es administración personal lo que hace la diferencia. Resulta que tu hora tiene los mismo 60 minutos que mi hora, ahora que hagas con esos 60 minutos ¡ándale! ¡he ahí la diferencia! Que tan enfocado estoy, que tan consciente estoy de mi propia productividad. Por supuesto que esto es un punto fundamental de mi trabajo como ActionCoach, y así lo trasmito a mis empresarios pero y luego ¿yo? ¿doy el consejo y me quedo sin él?

Piedra angular de este rollo es la mentalidad con la que lo enfrentes. Brad me lo repite cada que veo el video de Mastery : Stay ahead of the business. En buen español: mentalidad estratégica, que tengo que hacer hoy para tener resultados mañana. Y en cuanto hago el switch en lo mental, lo aplico en mi vida y ¡se lo exijo a mis empresarios!

¿Que sigue? ¡Emilio! ¡Muy bien! Dominio de la planeación. Creo que esto lo tengo mas o menos bien masticado. Algo así como el 60% de mi mes ya está planeado, si checas verás que esta maravillosa aventura que es la Vida, tiende a ser repetitiva, ya sabes cuando son los seminarios, las horas de coaching ya están más que definidas y los domingos la visita a la suegra ¡ni Dios te la quita!

Eso simplifica enormemente la planeación. En lo personal me manejo mucho por bloques de tiempo y además no sé de donde agarré la onda de usar colores y si te enseño mi agenda en esta o la siguiente semana, aquello es un cubismo que Picasso en la cúspide de su inspiración ¡me habría envidiado!

Esta planeación, con enfoque estratégico y en glorioso technicolor, ha hecho que , prácticamente, las urgencias desaparezcan de mi vida. Si ¡de veras! Miran, hace un par de Business Rich, Alberto Vázquez se dejó caer por aquí y nos soltó una frase buenísima, que desde entonces me la pirateé-lo admito, ahí te debo regalías, mi Beto. Con todo gusto se las comparto:

La diferencia entre urgente e importante es que lo urgente se tiene que hacer YA y lo importante se tiene que hacer. La bronca es que dejamos que lo importante se gradué de urgente y lo urgente termina quitándole tiempo a lo importante. Esto último es mío.

Ahora bien, no todo es miel sobre hojuelas, bendito el día que todos los habitantes de este planeta tengan un ActionCoach y sean tan ordenados como yo. En este momento estoy con el hígado hecho pedazos porque hoy que escribo esto es viernes y me acaban de salir con la novedad en la escuela de mis hijos que la graduación de sexto de primaria de Sebastián es ¡el próximo martes!

¡Pos no son modos! ¿Que creen que uno tiene su tiempo? Martes superagendado desde hace mas de una semana y aquí , con aquella tranquilidad ¡graduación el martes! Y metete en el rollo de cancelar citas, mover agenda ¿o le vas a fallar a tu hijo? Pos como que no. Tan sencillo como que me digas a principios del mes este es el calendario de actividades para Junio ¡y todos felices!

Efectivamente, Samy, la directora NUNCA ha querido platicar conmigo del coaching.

Ahora bien, esa es planeación en cortito, pero que onda con la de 90 días? ¿la estoy haciendo? Yo, acá en lo personal? Lo admito, yo no, es decir n lo hacía. Platicando con Ireny hace ya algunos meses le dije que quería ponerle pausa a mi vida, mínimo una mañana para aventarme un clavado dentro de mi mismo y plasmar ese dialogo interior en una planeación que realmente me apalancara. Se me quedó viendo y con ese venezolano acento tan suyo me dijo “Ya me has dicho eso muchas veces ¿Cuándo lo vas a hacer? “.

Mensaje recibido y entendido. A los cuantos días puse manos a la obra y ¡WOW! Háganlo.

Bien, quien me dice la tercera parte? ¡Miguel Angel! Efectivamente Dominio de la Delegación. No se trata de aventar los trastes, se trata de enseñarle a alguien a lavarlos y saber medir que tan limpios quedaron.

Aquí si lo admito, mi barca navega frente al Cabo de Poca Esperanza. En mi mundo, no tengo así que digas mucha gente sobre quien delegar pero ¡hostia! Tal parece que ¡yo soy el delgado por excelencia!

Todo mundo quiere algo y ¿sabes? Lo que quiere YA y si se puede antes mejor. Como gran lección, como crecimiento personal derivado de esto, he aprendió a decir “NO” que no sé si lo registre el cerebro pero mi suegra y mi esposa ¡vaya que lo registran! Y de mis socios mejor no hablemos.

Es un hecho, decir no difícilmente te vuelve el chico mas popular del barrio, pero vieras ¡que rico te deja dormir!

Tengo un empresario que es algo así como el sueño de todo ActionCoach, empezó mas desmotivado que la Selección Nacional cuando pierde el primer partido en el Mundial, y ahora 6 meses después, está feliz, me manda recomendados, hace todas las tareas y se acaba de ir a Europa 3 semanas. Empresa comercial rentable que ya va jalando sin él, gracias, en buena medida, a que agarró la onda de cómo delegar.

Bueno estimadísimo, estimadísima ActionCoach, aquí me bajo (¡me urge ir a hacer una crítica que me pidió Gutierre!). Espero haberte dejando con la inquietud de voltear hacia dentro y preguntarte a ti mismo: Mi mismo ¿Qué tan buen dominio del tiempo tengo? La respuesta cualquiera que sea, te dará espacio para crecer.

Y si leyendo esto te divertiste, al menos la mitad de lo que yo lo hice escribiéndolo ¡valió la pena este ratito que compartimos!

Nos vemos en México en Octubre. Un abrazo a todos.

No hay comentarios: