lunes, 8 de diciembre de 2008

Boletín 2008/18

MANEJANDO TU FLUJO DE EFECTIVO

Un sano flujo de dinero es una parte esencial en cualquier negocio exitoso. Algunos empresarios dicen que un buen flujo de dinero es inclusive más importante que la habilidad del negocio de ofrecer sus productos o servicios. Piensa esto, si fallas en la satisfacción de un cliente y lo pierdes, siempre puedes esforzarte un poco más y trabajar más duro por encontrar otro. Pero si no tienes suficiente dinero para pagar a tus proveedores, o tus deudas o empleados, estás fuera del Negocio. No hay duda de esto, el manejo y administración de tu dinero es una parte muy importante en el éxito de un negocio. Hay que entender que el primer paso para la eficiente administración del dinero, es tener liquidez. Un buen flujo va más allá de meter y sacar dinero de una cuenta.

En su forma más simple, flujo de dinero son los ingresos y egresos de tu negocio. Puede ser descrito como el proceso mediante el cual tu negocio usa dinero para generar bienes o servicios para venderlos a los clientes, se obtiene dinero de las ventas, y se completa el ciclo.

INGRESOS
Los ingresos son los movimientos internos y para tu “caja chica”. Los ingresos vienen de la venta de tus productos y servicios. Si les das crédito a tus clientes y les das oportunidad de cargarlo a su cuenta, los ingresos vendrán cuando juntas todas las cuentas. Los ingresos de un préstamo de banco son también afluencia del efectivo.

EGRESOS
Los egresos son los movimientos de dinero hacia afuera de tu negocio. Los egresos son generalmente el resultado de los pagos. Si tu negocio consiste en la reventa de productos, entonces tu mayor egreso es volver a invertir para comprar más mercancía. Los egresos más fuertes de una manufacturera son el comprar la materia prima y los materiales necesarios para llegar al producto final. Comprar activos fijos, pagar préstamos y pagar las cuentas son también salidas de efectivo.

Para un apropiado manejo del dinero, debes primero analizar los componentes que afectan tus ingresos y tus egresos. Un buen análisis de estos componentes resaltará las áreas problemáticas que encabezan los agujeros entre tus ingresos y tus egresos. El disminuir o inclusive cerrar estos agujeros de flujo, son la llave para obtener ganancias.


LAS CUENTAS POR COBRAR Y EL FLUJO DE DINERO
Las cuentas por cobrar son las ventas que ya están hechas pero que aún no se recibe el efectivo. Es cuando tú vendes productos o servicios a cambio de la promesa del cliente de que te va a pagar. Si tu negocio normalmente da crédito a los clientes, entonces el ingreso más fuerte son las cuentas por cobrar. Pero tiene algunos contras este sistema, en el peor de los casos, las cuentas sin pagar te dejarán sin la liquidez para solventar tus gastos. Lo más común es que si pagan tarde o el proceso es muy lento, se crea una escasez de efectivo, dejando a tu negocio sin el dinero necesario para cubrir sus gastos.

Las cuentas por cobrar también representan una inversión. Es decir, el dinero de las cuentas por cobrar no está disponible para pagar deudas, préstamos o ampliar tu negocio. La rentabilidad de un sistema de cuentas por cobrar no ocurre hasta que tus clientes paguen sus cuentas. La idea de las cuentas por cobrar como una inversión, es un concepto importante que entender si lo que tu quieres es tener un impacto en tu flujo de dinero.

Existen herramientas de análisis y sistemas de negocios, disponibles con tu Coach. Estas herramientas pueden ser utilizadas para ayudarte y al flujo de dinero de tu compañía.

El primer paso para mejorar tu flujo de dinero y analizar tu sistema, es contactar a tu Coach de Negocios de Action.


No hay comentarios: