viernes, 24 de julio de 2009

Boletín 2009/38

¿LA CIENCIA DE LA ADMINISTRACIÓN?

¿Sabes por que en los bancos haces una sola fila y no varias? ¿Haz notado que algunos servicios telefónicos dan mejor respuesta que otros? ¿por qué algunas empresas siempre tienen existencia en sus inventarios (pero no excesos) y otras no? ¿Cómo controlar para que exista un estándar en la calidad de los productos manufacturados? ¿Necesito más personal, o el que tengo es suficiente para atender a mis clientes, o alguien sobra?

Si, aun cuando el término no está difundido, o no es conocido directamente como “la ciencia de la administración”, existen una cantidad importantísima de métodos o modelos para lograr hacer de la administración una ciencia, es decir, que siga el método científico para la obtención de conocimiento y estandarización de resultados.

Todo surge de la administración de operaciones militares, habiendo tantos factores que controlar, se hizo fundamental el obtener y tener información de primera mano de cada una de esas operaciones y los porqués de los resultados.

Surge, al tiempo, el concepto de Investigación de Operaciones y finalmente, Administración de operaciones que representa toda una metodología definida por modelos matemáticos y estadísticos que contestan, muy hábilmente, las preguntas planteadas en al principio…

Los bancos, las telefónicas, los centros de contacto telefónico, empresas productivas y muchas otras instituciones, empresas y entidades utilizan (o ¡deberían utilizar!) un análisis de procesos en líneas de espera para darse cuenta que sus servicios están cumpliendo (o no) con las expectativas de sus clientes.

Muchos distribuidores, revendedores, tiendas de abarrotes y, en general, empresas que se dedican a la reventa o distribución de productos de consumo o industriales, se verían altamente beneficiados si tuvieras modelos de control de inventarios implementados.

Los productores de bienes deberían de utilizar la programación lineal para poder enfocar todos sus recursos a la maximización de utilidades, en lugar de trabajar reiteradamente en situaciones que no deberían de realizarse.

Al final del día, todo esto se refiere a números… números… y mas ¡números! El control de tu negocio debe de estar escrito en un reporte que, fundamentalmente, tiene los números, la historia, los indicadores, todos esos NUMEROS que te hablan del desempeño de tu empresa, para que al final del día puedas decir: “Tengo 10% mas de utilidades que el periodo pasado (o pérdida)”

Una conclusión así, correctamente hecha, te hace poner sobre tu mesa de dueño de negocios la pregunta fundamental: con toda esta información, ¿qué actividades tengo que reforzar para crear más utilidad y cuáles tengo que reducir o eliminar?

Si aun no haz hecho algo así en tu empresa, no se cuanto tiempo mas quieras esperar, pero si te urge mejorar, me necesitas como TU COACH de Actioncoach.


No hay comentarios: