viernes, 7 de agosto de 2009

Boletin 2009/40

EQUIPOS QUE AMAN SU TRABAJO

Cuando mi empresa aun era pequeña frecuentemente les decía a mis empleados que cuando los clientes les preguntaran: ‘¿que hace su compañía?’, ellos deberían contestar, “Matsushita Electric hace personas. También hacemos electrodomésticos, pero primero y antes que otra cosa, hacemos personas”.

Mr. Konosuke Matsushita, Fundador de Panasonic.

La razón de ser de toda empresa, es la gente. Los clientes son personas y quienes atienden a nuestros clientes también son personas. Definitivamente no he encontrado mejor definición para justificar la existencia de una empresa como: “Cada empresa está (1) compuesta por personas (2) que realizan tareas especializadas (3) que son coordinadas (4) para agregar valor o utilidad (5) de bienes o servicios (6) que son requeridos por un grupo de clientes”.

Si todos entendiéramos correctamente esa definición seguramente, muchos problemas dentro de nuestras empresas se eliminarían, veamos:

  1. Cada empresa está compuesta por personas. Efectivamente, por personas, que no son muñecos ni tampoco son máquinas, son personas que, entre sí son diferentes y que es la comprensión de esas diferencias y su correcta gestión lo que nos puede llevar o no a un buen puerto. Por más que queramos no existe la receta mágica para que la gente sea feliz, pero definitivamente, existen lineamientos generales que nos deberán de ayudar a ser más simple la gestión de las diferencias y con ellos la mejora de los resultados del equipo.
  2. Que realizan Tareas especializadas. Así es, lo mejor de todo es cuando realizamos tareas especializadas, de hecho, aunque no contemos con un gran equipo, todos podríamos hacer actividades especializadas que nos dieran mucho mejor resultados a lo largo del tiempo con la intención de no desperdiciar tiempo, pero ya compramos la idea del ‘100 usos’, ‘del bombero’, ‘del todólogo’ y muchas otras acepciones que, a lo largo de mis frecuentes entrevistas con dueños de negocios, he escuchado. La verdad, es que lo importante es saber porque se tiene que hacer algo, saber como hacerlo y hacerlo a tiempo, sino, ya no es importante.
  3. Para agregar valor. Este es el tema de todo empresario, cree que tiene gente que no agrega valor a la compañía. Primero, si no está agregando valor es porque ‘lo que hace’ no tiene una correcta justificación (¿por que hacerlo?) y luego, no importa cuantas veces lo haga, siempre tendrá la misma percepción, lo importante es: “Si no agrega valor, ¿Por qué permítes que se siga haciendo? Tu dueño de negocio, o será que ni siquiera tienes claro ¿que hacen y para que lo hace tu equipo?
  4. Bienes o servicios. Nosotros, si vamos revisando la definición dada, resulta que nos dedicamos a algo (producir un bien o brindar un servicio) pero, ése algo es parte del efecto de una causa y no la causa misma, el ciclo de los negocios, no empieza en el bien sino en el equipo, de otra forma, tenemos dueños de negocios, esclavizados a su negocio, porque el equipo no los apoya, sino que los perjudica, ¿te suena conocido? A mi, a cada rato. Desde el solitario dueño que cree que todo lo puede hacer y no necesita ayuda de nadie “Con su YO YA LO SE encendido a máxima potencia” como aquel que ve en su equipo la gran maravilla, pero cuando le preguntas: ¿y eso que me dices, como lo mides? No saben que contestar.
  5. Requerimientos de los clientes. Y efectivamente, todo esto para servir al patrón, al señor, al jefe, al dador de todos los recursos: “EL CLIENTE”, ¡que también es una persona! Y que resulta ser tan o más complejo que tu organización, porque el viene con la actitud de ser servido y complacido, ¡eso sí! ¡Al precio más bajo posible!
La gestión estratégica de tu equipo, deberá redundar en tener una organización comprometida en generar las actividades necesarias para que tus clientes estén interesados en serte leales y de ésta forma lograr la continuidad de tu organización.

Pero no es una relación “TODO PARA ACÁ” y nada para el empleado, es una gestión estratégica, por eso digo, es que ellos sepan porque, como y cuando hacer las cosas, como serán compensados, evaluados, castigados y premiados, que no haya sorpresas, que se permita el desarrollo personal de la gente y del equipo, que se entiendan sus necesidades y se cumplan, en lo posible, y todo a cambio de hacer que ellos sean capaces de estar lo mejor posible para que, entiendan que “EL CLIENTE” es una persona, como ellos y lo traten como son tratados, ¿te parece justo? ¿Necesitas ayuda para lograr esto? Llámame, como TU COACH DE NEGOCIOS, puedo ayudarte, pero no pierdas tiempo!!! ¡Llama ya!

No hay comentarios: