viernes, 4 de diciembre de 2009

Boletin 2009/57

EL IMPACTO DE LA FRASE "NO SE PUEDE" EN LOS RESULTADOS
DE TU NEGOCIO


Un día después de la escuela un niño se acerca a su padre y le dice: "Papá, mi profesor de ciencias me ha dicho hoy que, por diseño, el abejorro no debería ser capaz de volar". "Bien", contestó el padre, "Esperemos que tu profesor de ciencias no se lo diga al abejorro".

En Septiembre del 2008 estaba dando una conferencia sobre cómo incrementar las utilidades de un negocio cuando ya casi al final un empresario comentó: "Tus ideas me parecen interesantes pero desafortunadamente eso no se puede hacer en mi negocio". "Acabas de ver las historias de éxito de otros empresarios que sí han podido, ¿por qué tú no podrías?", le pregunté. Durante más de 10 minutos estuvo hablando de lo feroz que era la competencia, de la crisis económica, de las trabas que pone el gobierno, de la deslealtad de sus clientes y de su equipo de trabajo, etc.

Dejé que hablara y cuando hubo terminado le contesté de la manera más educada que pude "Es posible que tú no puedas ganar más dinero en tu negocio pero es evidente, por el crecimiento de tu ramo, que alguien más sí está pudiendo". Una de las razones por las que el abejorro puede volar es porque no sabe que no puede. Una de las razones por las que muchos empresarios no pueden hacer que sus negocios les dejen más dinero es porque por lo regular dicen: "eso no se puede hacer aquí", "No puedo pagarlo", "El precio es muy alto" o lo que sea que justifique su incapacidad para hacer aquello que otros sí están haciendo.

Los empresarios mediocres y perezosos utilizan la frase "No se puede" porque es más fácil que pensar "¿Cómo podría yo hacerlo?". Y si digo que la gente trabajadora es perezosa no es por ser cruel o maleducado. Hago esta declaración para pasar a uno de los tips de negocios más importantes que he aprendido en mi carrera como Coach: La lección sobre el poder de la frase "No se puede". Esta frase convierte a la gente fuerte en débil, ciega a personas que pueden ver, entristece a la gente feliz, convierte a los valientes en cobardes, le quita a un genio su sagacidad, causa que la gente rica piense pobremente y limita los logros de esa gran persona que vive dentro de cada quien y por supuesto, haría que un abejorro no puediera volar.

Tip de negocios: La próxima vez que estés tentado a afirmar "Eso no se puede hacer en mi negocio" mejor pregúntate "¿Cómo podría yo hacer eso en mi negocio?".

¡ LOS RESULTADOS TE SORPRENDERÁN !

No hay comentarios: